Blogia
labutacatorce

Alexander, o como destrozar el mito de un gran conquistador.

Alexander, o como destrozar el mito de un gran conquistador. Ayer fui al cine después de un mes esperando a que se estrenara la nueva película de Oliver Stone. Lo cierto es que ya había escuchado críticas no muy positivas, pero...¿quién se fía de ellas? Mas me valdría haberme fiado, porque no sólo no me gustó, sino que, además, salí descompuesto: una de los heroes de mi infancia se desmoronaba por completo. Para empezar, y sin centrarnos todavía en la figura de Alejandro, el rey Filipo es retratado como un viejo borracho, que odia a su mujer casi más que a sus más grandes enemigos. Su relación con su primogénito es un tanto farragosa, y el hecho de que se saltaran toda la instrucción en el campo de batalla junto a Alejandro me dejaron atónito. Siempre me lo había imaginado como un gran rey, tipo Theoden, no sé si me entendeis...
Y después, ¿por qué los grandes directores siempre tienen que dejar su sello, sea como sea?, ¿acaso era necesario sacar todo ese alarde de homosexualidad de la figura del conquistador?, está claro que Oliver tenía que hacerse notar, y lo ha conseguido, pero para mal...Ha entrado en el club de "divinos" en los que ya están Almodovar, Woody, etc,etc. Y eso, que ese mismo toque hace que las batallas sean muy espectaculares, pero aún así... que pena de película, podría haber sido impresionante!!!
Lo peor es que intenta compensar esto con dos actrices guapisimas: la perfecta Angelina Jolie (yo también quiero que mi madre sea así...) y la voluptuosa (y sabreis el porqué) Rosario Dawson. Pero no lo consigue; todas esas miraditas hacias sus comandantes, su relación con Hephaistion (que siempre compara con la de Aquiles-Patroclo), y esas insoportables miraditas y carantoñas con el bailarín persa... Está claro que deja entrever su amor heterosexual por Roxana, pero como un guiño, difícil de sonsacar.
Para terminar, criticar también esos diez minutos insoportables bajo una luz roja en la batalla contra los indios. En serio que lo pasé mal, ¿a qué venía eso? Seguro que me dan mil explicaciones, pero lo cierto es que todo el mundo a la salida comentaba que era incomprensible... Vamos, que menos mal que fui el día del espectador y por lo menos no sufrió también mi cartera... El mito de Alejandro Magno ha caído...VIVA EL MITO!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

José Luis Díez García -

Alejandro en la película no es homo, sino bisexual. Lo de la luz roja era una metáfora de como ver la muerte tendido en el suelo, a punto de morir y anegado de sangre. Nada más. Por lo demás comparto tu opinión.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres